Peores argumentos contra Bitcoin, Episodio 3: BTC es la moneda de los delincuentes

Tiempo de lectura: 3 minutos Bitcoin la moneda de los delincuentes

Este es el inevitable tema mediático: el bitcoin sería un arma de blanqueo masivo al servicio de los cárteles y por extensión un peligro para el ciudadano honesto.

¡Una acusación a la que no le falta sensacionalismo y no está fundada de ninguna forma!

No se trata de esconderse detrás del dedo meñique: sí, los forajidos usan bitcoin y no, no es ni el único ni siquiera el uso principal de la criptomoneda. Sí, una tecnología que agiliza los intercambios TAMBIÉN agiliza los intercambios dudosos y no, no es escandaloso.

Los delincuentes usan bitcoin… ¡Qué sorpresa!

Comencemos por recordar este gran clásico de la criminología: El delincuente es muy bueno para identificar las tecnologías del futuro.

Si lo hace tan bien no es por un gusto por la paradoja sino porque trae al mundo la «mirada del cosmonauta»: un forajido no ve fronteras sino que observa fenómenos y los explota en su eterna búsqueda de ganancias.

Como recordó Peter Van Valkenburgh durante una audiencia ante el Senado de los Estados Unidos el 11 de octubre de 2018:

¡Es curioso recordar que la acusación de ser una «red de delincuentes» no se salvó del Internet de los inicios!

Los delincuentes usan bitcoin… ¡marginalmente!

El relativo anonimato que proporciona el dinero se compensa con una trazabilidad infalible: absolutamente todos los movimientos están grabados en el Registro, de forma transparente, irreversible e incensurable.

Es explotando este aspecto fundamental de la cadena de bloques que Chainalysis, una empresa especializada en el estudio de datos de criptomonedas, pudo establecer el perfil de las famosas «Ballenas», los 30 principales titulares de Bitcoins:

30 principales titulares de Bitcoins por Chainalysis
30 principales titulares de Bitcoins por Chainalysis

Hay 3 carteras (no las más grandes) cuya actividad está relacionada con el tráfico, las del incendio de la Ruta de la Seda en particular. Cifras que nos sitúan lejos de la llamada «moneda criminal».

La inevitable actividad ilegal en las redes de Bitcoin es en realidad necesariamente marginal. El matón siempre buscará esconderse entre transacciones legítimas. Si estos desaparecen o se convierten en una minoría, entonces la red ya no tiene, desde su punto de vista, ningún interés.

Irónicamente, estos fondos que buscan sobre todo discreción se encuentran ahora entre los más monitoreados del mundo. La transparencia estructural de Bitcoin lo convierte en un muy mal negocio para el mafioso.

Los delincuentes están usando Bitcoin, ¿por cuánto tiempo más?

Si se le permite hacer lo que quiera en la red gratuita de moneda descentralizada, interactuar con plataformas de intercambio es una historia diferente.

Estos últimos están sujetos a obligaciones contra el lavado de dinero (KYC, retención de datos, etc.) ¡pero sobre todo buscan respetabilidad!

Binance, uno de los principales intercambios, ha anunciado que está trabajando con Chainalysis para desarrollar herramientas capaces de detectar y procesar actividades sospechosas en tiempo real. En un mundo donde «el Código es Ley» la represión criminal es pensada como una herramienta técnica, casi como una «característica».

Se nos dirá que este enfoque es egoísta, incluso poco sincero, y estará totalmente justificado. ¡Pedir a los intercambios que se autorregulen es tan ingenuo como pedir a los bancos que lo hagan!

No corresponde a las plataformas de negociación reemplazar a las autoridades públicas y «hacer la ley» en la red.

Tampoco corresponde al ciudadano abstenerse de utilizar la tecnología con el pretexto de que a veces, marginalmente, se utiliza con fines dudosos. Hacer este deseo conducirá al boicot de otra tecnología: anónimo, imposible de rastrear y uno ya no puede líquido, es el billete el que seguirá siendo la herramienta de referencia del receptor.

Hay que decirlo y decirlo a menudo: El ciudadano honesto puede reclamar legítimamente una actividad monetaria confidencial, que es uno de los objetivos de Bitcoin.

Al final, estos reproches son indicativos de la hipocresía que reina frente al hecho criminal y su inevitable presencia en todos los flujos financieros: Bitcoin está destinado a convertirse en una gran red de intercambio de valores, no será más limpia que otra, ni menos tampoco.

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Otras guías sobre Bitcoin

Últimas noticias sobre Bitcoin

Sobre el autor: María Hernández

María Hernández
Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar