INFORME – Las consecuencias del colapso del ecosistema Terra (UST/LUNA) para la criptoindustria

Tiempo de lectura: 8 minutos

El ecosistema Terra, que ofrecía la 3ª stablecoin (UST) más capitalizada con 18.000 millones de dólares, así como el token LUNA, colapsó en el espacio de unos pocos días bajo los ojos de los inversores. Este es uno de los choques más brutales en la historia de las criptomonedas, cuyas ramificaciones van mucho más allá de Terra. Hacemos un balance de las consecuencias a corto y largo plazo, las empresas afectadas y lo que esto puede augurar para la industria en su conjunto.

Recordatorio de los hechos: ¿por qué colapsó el proyecto Terra?

Los contratiempos del proyecto Terra, su criptomoneda luna y su stablecoin UST, comenzaron durante el fin de semana del 7 de mayo.

A medida que todas las criptomonedas comenzaron a caer, el precio de UST comenzó a caer por debajo del valor de 1 dólar.

Como recordatorio, se suponía que la stablecoin UST mantenía la paridad con el dólar estadounidense a través de un mecanismo algorítmico, a diferencia de otras stablecoins centralizadas, que están respaldadas por reservas en dólares o activos vinculados.

Se supone que debe entrar en juego un mecanismo de arbitraje para mantener el precio del UST. Si cae, los usuarios pueden cambiar un UST por el equivalente a un dólar en LUNA, con el fin de aumentar su valor. El mecanismo se invierte si el precio del UST sube por encima de un dólar.

Pero la volatilidad actual de los precios y el pánico de los participantes del mercado han desempeñado su papel. Cuando los precios de las criptomonedas comenzaron a caer, un gran número de inversores quemaron UST para recuperar LUNA, con el fin de venderlo lo antes posible.

Frente a esta ola masiva de ventas, el mecanismo de arbitraje de UST no pudo reaccionar lo suficientemente rápido, y la stablecoin perdió su valor, primero gradualmente y luego brutalmente:

La catastrofica caida de la UST a partir del 9 de mayo
La catastrófica caída de la UST a partir del 9 de mayo

Esto creó un círculo vicioso, donde el precio de LUNA también cayó bruscamente, perdiendo el 99% de su valor en solo dos días. La caída fue tal para el token que terminó cotizando por debajo del precio ust.

En la mañana del 12 de mayo, valía solo 0,01$. Una semana antes, todavía cotizaba por encima de los 80$. De hecho, son casi 30 millones de dólares de capitalización los que se han convertido en humo.

El LUNA se detiene y explota en pleno vuelo
El LUNA se detiene y explota en pleno vuelo

Para Terra, es un desastre: este proyecto, que había despertado el entusiasmo de muchos inversores, perdió la confianza de la gran mayoría del ecosistema en el espacio de unos pocos días. Pero las ramificaciones de este gran incidente van mucho más allá de eso, como veremos.

👉 Encuentra nuestra artículo – Stablecoins, todo lo que necesitas saber sobre este tipo de criptomoneda

¿Proyectos financieros descentralizados arriesgados?

En primer lugar, hay que señalar una primera buena noticia: los gigantes del universo de las finanzas descentralizadas (DeFi) que podrían haber visto evaporarse algunos de los colaterales, como los protocolos Aave o Compound, no han sufrido ninguna pérdida.

De hecho, por su naturaleza, los equipos de evaluación de riesgos de estos proyectos no habían autorizado el depósito colateral de la UST de terra. En resumen, es imposible pedir prestado otro token gracias al UST, creando un problema de deuda.

«La UST no estaba en el nivel necesario para ser una garantía sobre Aave» confirma Alex Bertomeu-Gilles, jefe de riesgo de Aave, el primer protocolo de finanzas descentralizadas. Sin embargo, existe un riesgo para la gobernanza:

«Dado el tamaño y los medios que el sistema Terra había logrado, estaba en condiciones de corromper los sistemas de gobierno a través de la compra de tokens de gobernanza. Una situación que puede degenerar rápidamente, pero afortunadamente contenida en este caso».

El riesgo de un ataque a la gobernanza a menudo es subestimado por las comunidades. Por una miseria, las entidades podrían haber comprado masivamente tokens LUNA para votar sobre propuestas perjudiciales para la industria.

Esto es característico de los DAO, estas organizaciones autónomas descentralizadas, donde los titulares de tokens son responsables de los protocolos asociados. También es para evitar esto que la blockchain Terra se detuvo dos veces la semana pasada.

¿Los fondos de liquidez se vieron afectados?

Sin embargo, algunos grupos de liquidez se han desequilibrado, amplificando la exposición de algunos usuarios al token UST y, por lo tanto, sus pérdidas. Pero tampoco poniendo en peligro la solvencia ni el funcionamiento de protocolos mayoritarios, como Curve.

Algunos comparan la escalada de riesgos con un escenario de Lehman Brothers (el banco de inversión que quebró e inició la crisis de 2008), pero su probabilidad es baja.

¿Para qué? Por un lado, otras stablecoins, incluyendo THE USDC o USDT, tienen un mecanismo de estabilización muy diferente al UST. El USDC y el USDC, emitidos por Circle y Tether respectivamente, están respaldados por dólares o equivalentes en la propia cuenta de las empresas emisoras.

Donde para el UST, el mecanismo de estabilización era muy diferente. Por lo tanto, se puede descartar una venta masiva en cascada como la experimentada por el UST y una caída de 0$ en estas stablecoins.

Otras stablecoins, sin embargo, en parte hacen uso de UST como garantía. Es el caso del MIM, que lo utiliza hasta un 2% en sus reservas, según el último informe del protocolo.

Un porcentaje aún digerible para este proyecto en 2.000 millones de dólares de capitalización, que en marzo fue garantizado al 40% por la UST. Un cambio en la estrategia del equipo probablemente salvó el proyecto.

Para Alex Bertomeu-Gilles, la semana pasada finalmente demostró que las criptomonedas podrían resistir una gran crisis:

«Esta semana, sin embargo, demostró la resiliencia de nuestro ecosistema, que ha capeado las olas de shocks día tras día, gracias en parte a otras stablecoins, entre ellas el USDT, garantizadas por dólares en el banco, cuya paridad se puso bajo presión, pero que resistió gracias al proceso de redención del dólar a cambio».

Como recordatorio, el USDT cayó brevemente a 0.95$ a finales de la semana pasada, ya que el pánico se apoderó de los mercados. Pero esta caída fue breve, lo que vuelve a marcar la diferencia entre las stablecoins de este tipo y las basadas en un algoritmo.

Las empresas de CeDefi también se ven afectadas por el colapso de Terra

En otro sector, algunos bonos del tesoro del protocolo deFi se expusieron en el protocolo Anchor, ofreciendo la ambiciosa tasa de interés anual del 19,75% con UST. Por lo tanto, el colapso de la UST podría debilitar el flujo de caja de estos protocolos en el mediano plazo y ralentizar el desarrollo de proyectos sin afectar directamente a los usuarios.

Con respecto a los proyectos CeDeFi, es decir, plataformas que permiten la exposición a DeFi sin la complejidad del mismo, se han identificado dos problemas. Por un lado, cabe esperar una disminución general de los intereses ofrecidos por las soluciones de préstamo.

De hecho, la UST permitió exponerse a casi el 20% de interés en stablecoin. El mercado nos ha demostrado que estos tipos de interés no son sostenibles, los generados por la actividad económica real oscilan más entre el 3 y el 8%.

Just Mining fuertemente impactada por el colapso de Terra

Finalmente, las empresas expuestas directamente a la UST están siendo aisladas de parte de sus inversiones. Just Mining, parcialmente expuesta a la UST, sufrió una pérdida. Owen Simonin, el CEO de Just Mining, habló la semana pasada en nuestros colegas de BFM Bourse.

Explicó que de los 65.000 clientes de la compañía, 4.000 estuvieron expuestos a la UST. A partir del 10 de mayo, la compañía inyectó parte de su capital para cubrir la caída del precio de la UST:

«Tomamos la posición de utilizar parte del capital de la compañía para llevarlo por debajo de la exposición del 40% y congelarlo. Cuando vimos que continuaba estancado, lanzamos un plan de emergencia excepcional para contactar a los clientes para educarlos sobre la situación y tomar medidas de emergencia».

Sin embargo, la compañía está tranquilizando sobre las consecuencias a largo plazo de este evento:

«Hemos comprometido una parte del efectivo que no pone en tela de juicio ningún producto de la plataforma, ni siquiera la ejecución y funcionamiento de la estructura».

Thibaut Boutrou, director de operaciones de Just Mining, enfatiza que esto es de hecho un defecto en el UST, y que será necesario extraer las consecuencias:

«Todavía es pronto para aprender grandes lecciones. Hemos sido muy operativos en los últimos días, este no es necesariamente el mejor momento para sacar conclusiones. Este incidente es el resultado de un mal funcionamiento del UST y no de nuestros servicios. […] Naturalmente, ya podemos anticipar algunos cambios, particularmente en términos de educar a nuestros clientes sobre los riesgos asociados con las inversiones relacionadas con los criptoactivos».

👉 Sobre el mismo tema, Binance poseía 1.600 millones de dólares de LUNA, que hoy vale solo 3.000$

Feel Mining y SwissBorg se pronuncian sobre el tema

Por su parte, Feel Mining también se comunicó sobre el tema, y confirmó que sus servicios no se habían visto afectados:

En SwissBorg, las consecuencias son discretas, pero notables. El 11 de mayo, la compañía justificó su uso de la UST:

«El UST [sic] es una stablecoin de alto riesgo, porque su valor se mantiene algorítmicamente y su estabilidad está vinculada al precio del token Terra (LUNA). Por lo tanto, su adición a la aplicación SwissBorg permite a los inversores con una alta tolerancia al riesgo obtener un mayor rendimiento en comparación con otros tokens disponibles».

¿Pero ya no? Si consultamos el sitio web de SwissBorg, observamos que el UST ha sido retirado silenciosamente de sus servicios en los últimos días.

Terra USD: ¿regulación para atacar las derivas de las stablecoins?

Ya en la mira de los reguladores de todo el mundo, este episodio no debería servir al ecosistema de criptomonedas. A raíz del ataque, la Comisión de Bolsa y Valores (SEC), la agencia federal estadounidense para la regulación y supervisión de los mercados financieros y otras autoridades ya se estaban pronunciando sobre el tema. Janet Yellen, Secretaria del Tesoro de los Estados Unidos, explicó:

«Una stablecoin conocida como TerraUSD experimentó una corrida bancaria y perdió valor. Creo que es una ilustración perfecta del hecho de que se trata de un tipo de producto en rápido desarrollo y de que existen riesgos cada vez mayores para la estabilidad financiera. Y que necesitamos un marco regulatorio adecuado».

Si la hipótesis de un ataque se evoca ahora con respecto al caso UST, la opinión de los reguladores no debe estar sesgada por su característica algorítmica, muy diferente de otras stablecoins como el USDC, o el DAI descentralizado y aún funcional.

Una distinción que parece haber sido entendida por el Reino Unido. El viernes pasado, un portavoz de la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) explicó:

«El gobierno ha dejado en claro que algunas stablecoins no son adecuadas para fines de pago porque comparten características con criptoactivos sin respaldo».

Por lo tanto, son las stablecoins a priori basadas en monedas y activos «tradicionales», como el USDT, las que serán tenidas en cuenta por el nuevo marco regulatorio.

A pesar de ello, la regulación podría intensificarse y no diferenciar entre todos estos productos. «Se podría exigir a los emisores que posean fondos en dólares para emitir stablecoins, o prohibir los intereses sobre ellas, lo que ralentiza la innovación, la descentralización y los beneficios de las finanzas descentralizadas», dijo una fuente familiarizada con el asunto.

Según Thibaut Boutrou, empresas como Just Mining podrían ser más observadas en los próximos meses y años:

«Estamos entre los jugadores de PSAN que tienen la mayor visibilidad y procesan el mayor volumen, por lo que estamos en primera línea. Nuestros equipos de cumplimiento están en constante exchange con el regulador. Con más retrospectiva, para hablar del ecosistema en su conjunto, es seguro que este tipo de eventos tendrán consecuencias a nivel regulatorio. MiCA ya está abordando preguntas importantes sobre los emisores de stablecoins, tendremos que seguir esto cuidadosamente».

Conclusión: las consecuencias del caso Terra (LUNA/UST)

Si bien las consecuencias del caso Terra son, por supuesto, inmensas para este ecosistema en particular, no debemos pasar por alto las ramificaciones que esto puede tener para otros actores.

Sobre todo, muestra que un proyecto de criptomoneda, tan capitalizado como está, no es inmune a un colapso monumental, si un mecanismo se detiene y los inversores entran en pánico.

También hay que destacar que este tipo de eventos pueden ser vividos como una oportunidad para los reguladores, que históricamente son hostiles al sector. De hecho, es necesario comprender las diferencias entre los proyectos para poder juzgarlos con precisión, en lugar de poner todas las stablecoins en la misma bolsa.

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Acerca del autor/a: María Hernández

María Hernández

¿Te gustó este artículo? 🥰 Entonces también te gustará:

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar