NFT: ¿Qué es y para qué sirve? – Definición y ejemplos

Tiempo de lectura: 5 minutos NFT, ¿Qué es?
Resumen del artículo ocultar
6. Últimas noticias sobre NFTs

¿Qué significa «Fungible»?

Un NFT, ¿qué es exactamente? Antes de entrar en la definición de un token no fungible, vale la pena explicar qué es la fungibilidad. La fungibilidad se utiliza para calificar una moneda. Se dice que un activo es fungible si:

  • No es único.
  • Es intercambiable con un activo del mismo tipo.

El ejemplo más revelador es, por supuesto, las monedas que usamos a diario. Los euros son, por tanto, activos fungibles. Una moneda de un euro no es única y sí es canjeable por otra moneda de un euro, que tiene el mismo valor. Si Cristina le presta una moneda de un euro a Javier, Javier puede devolverle cualquier otra moneda de un euro más tarde. Del mismo modo, la mayoría de las criptomonedas son activos fungibles o parcialmente fungibles. Cada moneda o token vale lo mismo que sus vecinas.

Dicho esto, es importante tener en cuenta la fungibilidad parcial de algunas criptomonedas. Bitcoin (BTC), por ejemplo, es una criptomoneda parcialmente fungible porque todo su historial de transacciones está disponible gratuitamente. Esto significa que las monedas pueden considerarse únicas: algunas se han utilizado para intercambios ilícitos, lo que las distingue de las monedas “vírgenes”. Potencialmente, esto puede crear un mercado en el que se prefieran las piezas «limpias» a las que ya están en uso.

El anonimato, una condición sin tanta fungibilidad

Por lo tanto, la fungibilidad absoluta implica una noción de anonimato. En este caso, cada pieza es estrictamente idéntica y no identificable. Podemos citar el ejemplo de altcoins de privacidad como Monero (XMR) o Zcash (ZEC). Como no sabemos para qué se usaron las piezas, realmente todas tienen el mismo estado.

Sin embargo, los tokens verdaderamente fungibles como Monero, a menudo se encuentran en la mira de los reguladores. Estos últimos ven con sospecha la capa de anonimato que creen que favorecería el lavado de dinero.

¿Qué es un token no fungible (NFT)?

Podemos volver al corazón de nuestro tema: ¿qué es un NFT? Los tokens no fungibles (Non-Fungible Token) son únicos e identificables. Así, dos tokens creados no serán exactamente idénticos e intercambiables, cada uno tendrá características específicas para definirlo.

Los NFT son tokens similares a los que utilizan las criptomonedas, pero sus valores y características son variados, por lo que no pueden ser considerados una moneda. Se pueden usar para digitalizar una variedad de información y se almacenan en la blockchain. Es como si cada bitcoin tuviera sus propias características y aspectos que lo hacían único en comparación con otros bitcoins.

El origen de los NFT (token no fungible)

Históricamente, los tokens no fungibles se crearon en Ethereum. Fueron introducidos a través de la propuesta ERC-721 que actúa como estándar para este tipo de token.

El sitio de descripción general oficial de ERC-721 describe los tokens no fungibles de la siguiente manera:

«Piense en estos [tokens no fungibles] como coleccionables raros y únicos.»

Los tokens no fungibles, por supuesto, no se limitan a Ethereum, pero de hecho, es esta cadena de bloques la que se usa casi exclusivamente para su creación. Además, ahora muchos servicios te permiten crear NFTs gratis y sin requerir demasiados conocimientos, por ejemplo OpenSea.

👉 Más información sobre los diferentes tipos de tokens de Ethereum.

Aplicaciones y usos de tokens no fungibles

Como mencionamos brevemente, los tokens no fungibles o NFT pueden admitir una multitud de usos. Realmente explotaron en 2021 como coleccionables, pero, por supuesto, no se limitan a eso. Estas son algunas de las principales áreas en las que se utilizan:

Videojuegos de blockchain

Los NFT llamaron la atención por primera vez en los juegos, particularmente en los juegos coleccionables. El juego «histórico» sigue siendo, por supuesto, CryptoKitties. Lanzada en 2017, la aplicación descentralizada Ethereum te permite coleccionar gatos virtuales, al igual que coleccionar cartas de Pokémon. Cada gato es en realidad un token ERC-721, que se almacena en la blockchain, se puede intercambiar libremente y tiene su propio valor.

Luego siguieron otros juegos de cartas coleccionables, en particular juegos inspirados en Magic: The Gathering o Hearthstone. Le permiten luchar contra sus cartas y ganar recompensas en criptomonedas. Uno de los más conocidos actualmente es Gods Unchained.

Los NFT también se utilizan en juegos más variados. A veces se crean para representar elementos clave, como armaduras o armas, para que los jugadores los almacenen y los intercambien libremente.

Arte digital y coleccionables

El área por la que se conocen los NFTs, por supuesto, el arte y las colecciones. Un NFT permite almacenar cualquier objeto digital en la blockchain: una imagen, un GIF, un video, etc. Esto permitió a los artistas ofrecer su producción en forma de token no fungible.

En marzo de 2021, Kings of Leon lanzó el primer álbum de NFT de la historia. Otros músicos han ofrecido aspectos destacados de su carrera como NFT, por ejemplo, Eminem. Este tipo de token, por supuesto, también es particularmente utilizado por artistas digitales. Podemos citar a Beeple, cuyas obras alcanzan regularmente precios desorbitados.

Memes y Cultura de Internet

Como era de esperar, los NFT también se han visto atrapados en la cultura de los memes en Internet. Hasta el punto de que algunos cultos de memes han sido tokenizados y estafados a precio de oro. El token no fungible «Disaster Girl» se vendió por 473,000$ durante el mes de abril de 2021. Y Doge, que condujo a la creación de Dogecoin (DOGE), por supuesto, no se salvó. Su meme original fue comprado por $4 millones.

Bienes raíces digitales y mundos descentralizados

A medio camino entre los videojuegos y los parques de atracciones, también se encuentra el sector inmobiliario digital. Proyectos como Decentraland o The Sandbox ofrecen a los usuarios universos 3D, con tramas. Todos son libres de comprar una parcela y luego construir lo que quieran en ella.

Cada parcela está representada por un token no fungible, que se puede comprar con una criptomoneda: Ether (ETH) o MANA, por ejemplo. Las parcelas varían en precio dependiendo de su atractivo y ubicación, al igual que los bienes raíces “reales”.

Los mundos digitales atraen: la legendaria marca Atari ha apostado particularmente por el mundo de Decentraland, comprando muchos terrenos para lanzar, entre otras cosas, un casino de criptomonedas. El gigante Binance también se ha olido la vena, ya que se ha apropiado de buena parte del terreno de The Sandbox. Los terrenos mejor ubicados son los más visitados y, por lo tanto, permiten generar recompensas.

👉 Descubre el proyecto Decentraland (MANA)

La “tokenización” de objetos y activos

De una manera menos divertida, los tokens no fungibles también se pueden usar para la trazabilidad. Gracias a su aspecto inviolable y su alta seguridad, la cadena de bloques puede certificar el origen y la autenticidad de un objeto o una mercancía. Es por esto que cada vez se utiliza más en este tipo de casos. Ya en 2019, el grupo LVMH comenzó a experimentar con tokens no fungibles del tipo ERC-721, para certificar productos de lujo y luchar contra la falsificación.

Blockchain también permite «tokenizar» una variedad más amplia de activos. Uno de los ejemplos más reveladores son los bienes raíces, esta vez reales. Los NFT se pueden usar para digitalizar activos particularmente ilíquidos (como una casa o un terreno). Cuando llegan a la blockchain, se vuelven mucho más líquidos. Es un uso muy limitado por el momento, pero que debería llegar al frente de la escena en los próximos años.

Digitalizar contratos y convenios

Los elementos de los contratos y acuerdos formales también pueden hacer uso de tokens no fungibles. En abril de 2021, una pareja se casó en blockchain, intercambiando anillos en forma de NFT.

Los NFT también se pueden usar para digitalizar documentos oficiales como identificaciones, certificados, etc. Actualmente, existe un vacío legislativo en torno a estas prácticas, pero también deberían democratizarse en el futuro.

Conclusión sobre los NFT

Más allá de los titulares, los NFT tienen aplicaciones que van más allá de los memes o cromos. Por lo tanto, su integración en sectores más amplios, incluido el de las finanzas descentralizadas (DeFi), parece estar en el camino correcto.

Al igual que otros aspectos de la tecnología blockchain, los tokens no fungibles permiten una gran seguridad, reducción de intermediarios y descentralización de procesos. Por lo tanto, deberían seguir siendo favorecidos para varios casos de uso.

¿Cuál es tu opinión sobre este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Últimas noticias sobre NFTs

Sobre el autor: Jesús Valero

Jesús Valero
Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recopilar información que ayude a optimizar tu visita. No se utilizarán las cookies para recoger información de carácter personal. Puedes aceptar o rechazar su uso siempre que lo desees. Encontrarás más información en nuestra política de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar